website Ir al contenido
¡6º ANIVERSARIO! 🔥 20% DTO. EN TODO.
🎁 REGALO GRATIS EN COMPRAS +45€
TERMINA EN
00 Días
:
00 Horas
:
00 Min.
:
00 Seg.

Cómo mejorar la textura de la piel

La piel puede tener una textura irregular por diversos motivos; como la acumulación de células muertas, la aparición de manchas del acné o el envejecimiento natural. Tener una rutina de belleza correcta y utilizar los productos adecuados nos ayudará a mantener nuestra piel sana y reluciente.

Antes de explicar qué es una piel con textura irregular, y qué podemos hacer para que se luzca más lisa y suave, debemos entender que las pieles perfectas no existen. Los poros tienen varias funciones en nuestro cuerpo, por lo que, aunque en ocasiones tratemos de ocultarlos, es normal que se vean a simple vista.

¿Qué es una piel con textura irregular?

Una piel con textura irregular es aquella no uniforme y con imperfecciones. Puede contener poros dilatados, puntos negros, granos o queratosis pilaris (manchas secas y ásperas). En estos casos también es habitual ver rojeces en la piel o decoloración.

Causas de la textura irregular

Una textura irregular de la piel puede tener su origen en diversos factores. En algunos casos será necesario acudir a un especialista para que pueda facilitarnos el mejor tratamiento dermatológico. A continuación podemos encontrar algunas de las causas:

  • Con los años nuestra piel va cambiando, y mientras envejecemos, el ritmo al que se renuevan las células decrece progresivamente. Esto afecta a la textura de la piel.
  • Durante la pubertad, los ciclos menstruales, embarazos, la menopausia, las situaciones de estrés, las glándulas sebáceas -encargadas de sintetizar el sebo-, se vuelven más activas. El exceso de grasa obstruye los poros y provoca imperfecciones en la piel.
  • La exposición excesiva al sol está directamente relacionada con la aparición de manchas y arrugas.

Cómo conseguir una piel lisa y radiante

Cuando pensamos en la piel perfecta nos imaginamos un rostro suave, liso e hidratado. Bien sabemos que los milagros no existen, pero sí hay algunos trucos que pueden ayudarnos a cuidar nuestra piel.

La importancia de la higiene facial

Mantener nuestra piel limpia es la clave para tener el rostro sano y sin imperfecciones. La higiene facial ayuda a deshacerse de las células muertas que se acumulan en la superficie de nuestro rostro. Además, una correcta higiene facial hará que los tratamientos cosméticos tengan mejor resultado.

Hay que tener en cuenta que la higiene facial debe ser adaptada a cada tipo de piel. No podemos utilizar los mismos productos para pieles secas, grasas o mixtas, y aquellas pieles más sensibles requerirán de productos menos agresivos y sin aroma.

Exfoliar la piel varias veces por semana

Es recomendable incluir un exfoliante en nuestro tratamiento de higiene facial, 2 o 3 veces por semana. Participará en la renovación de las capas más superficiales de nuestra piel, favoreciendo la eliminación de células muertas, y mejorando la textura.

Usar protector solar a diario

Uno de los mejores tratamientos antiedad que existen es el uso de crema solar, y no solo para ir a la playa, sino cada día y aunque esté nublado. Si podemos evitar la exposición al sol a las horas más dañinas mejor, y utilizar una crema con un factor de protección de más de spf 30.

Utilizar productos con retinol

Con el paso de los años, la producción de colágeno y elastina va ralentizándose, y los productos con retinol son el aliado perfecto para estimular esta producción. Ayuda a disimular los poros y tener una piel con una textura más uniforme.

Cuidar la piel con Vitamina C

La Vitamina C es un potenciador de luminosidad natural. Tiene un alto poder antioxidante y promueve la formación de colágeno. Ayuda a suavizar las arrugas y las manchas en la piel. Incluir en nuestra rutina de belleza un sérum con Vitamina C, cómo el Facial Flow Serum de Matcha & CO, es una muy buena idea. Reafirmará la piel y reducirá los signos del envejecimiento.

Facial Glow Serum de Matcha & CO

Cuidar la piel desde el interior

Existen complementos alimenticios diseñados para mejorar la firmeza, elasticidad e hidratación de la piel, que, unidos a los consejos facilitados más arriba, nos ayudarán a mantener la piel en buen estado.

Un buen ejemplo es Skin Cure, de Matcha & CO. Está compuesto por un conjunto de probióticos específicos para el cuidado de la piel, colágeno, ácido hialurónico, té matcha y Vitamina B2. Todo lo necesario para que nuestra piel se mantenga más fina, iluminada y sin imperfecciones.

Skin Cure de Matcha & CO

Consultar con un dermatólogo

Si tenemos dudas o creemos que necesitamos un tratamiento más severo, es recomendable acudir a un profesional que pueda aconsejarnos y guiarnos hacia el tratamiento adecuado.

Podemos decir que mantener la piel en estado óptimo es un trabajo del día a día, y no es tarea fácil. La prevención es la mejor medida, por lo que el uso frecuente de protección solar, una higiene adecuada y la utilización de productos específicos para el cuidado de la piel hará que nuestro rostro se vea más radiante y liso.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada..

Otros Artículos

Seleccione opciones